¿Sabías que la N-acetil L-cisteína es un fórmula que ayuda a proteger las células de la oxidación?

Todo lo que deberías saber sobre N-acetil L-cisteína

¿Sabías que la N-acetil L-cisteína es un fórmula que ayuda a proteger las células de la oxidación? Se trata de un complemento que contiene la forma estable del aminoácido no esencial cisteína y azufre. Además, funciona como estabilizador para la formación de estructuras de proteínas, de esta manera promueve la formación de glutatión, una enzima que se localiza en las células y cuya función es protegerlas de la oxidación.

A medida que envejecemos, nuestro organismo produce cada vez menos glutatión, el arma que el cuerpo tiene para hacerle frente al envejecimiento. Pero cuando se deja de producir de forma natural es necesario tomar suplementos que nos ayuden a seguir produciendo glutatión.

Beneficios de tomar N-acetil L-cisteína

Una de las razones por las que cada vez más aumenta la demanda de este producto, es debido a que son muchas las personas que en la actualidad se animan a probar los beneficios que se obtienen al consumir suplementos de N-acetil L-cisteína. Entre los cuales podemos mencionar:

1. Reduce la fatiga muscular

Esto se debe a su factor antioxidante y también a la capacidad que posee para formar un clima celular favorable para la contracción muscular. Además de esto, ayuda a disminuir la inflamación muscular e incrementa la recuperación incluso tras la realización de los ejercicios más intensos.

2. Neutraliza radicales libres

Como mencionamos, la N-Acetil cisteína es un potente antioxidante y desintoxicante celular, lo cual hace que se pueda neutralizar radicales libres. Asimismo, ayuda en el proceso de eliminar y bloquear los metales pesados tóxicos para el organismo como mercurio, plomo y cadmio.

3. Contribuye a la formación del colágeno

La N-Acetil cisteína promueve la estabilización de la estructura de las proteínas e incluso ayuda a la formación del colágeno. En consecuencia, obtenemos una mejoría en la salud de los huesos, la piel, cabello y uñas.

4. Tiene efecto contra el cáncer

Algunos estudios han podido comprobar que el consumo de este suplemento ayuda a reducir los riesgos de padecer ciertos tipos de cáncer. Adicionalmente, la N-acetil L-cisteína contrarresta los efectos secundarios ocasionados por los fármacos recetados en tratamientos de quimioterapia.

5. Es antimicótico

Además de todo lo mencionado, también tiene la capacidad para ayudar en la recuperación de enfermedades pulmonares como la bronquitis y enfisemas. Esto se debe a su actuación como anti-mucolítico, ya que permite que la viscosidad disminuya mientras aumenta la fluidez del moco, lo cual beneficia a la expectoración. Razones por las que es utilizado como protector del aparato respiratorio así como componente de fármacos.

6. La N-Acetilcisteína (NAC) mejora la calidad de vida y el pronóstico de la EPOC

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es una patología pulmonar inflamatoria crónica que causa la obstrucción del flujo de aire de los pulmones. Está asociada a una reacción inflamatoria pulmonar persistente frente a contaminantes del aire como la polución ambiental o el humo del tabaco. Los síntomas están asociados a manifestaciones respiratorias (disnea, tos y expectoración), exacerbaciones y patologías concomitantes.

Recomendaciones para la ingesta de N-Acetilcisteína

Lo ideal es que el N-Acetilcisteína se consuma con el estómago vacío, puesto que sus efectos quelantes pueden actuar para reducir la biodisponibilidad de ciertos minerales. Debido a esto la recomendación es tomarlo al menos dos horas antes o después de la ingesta de alimentos.

Cuando se trata de enfermedades pulmonares generalmente se emplea dosis de 500 a 2000 mg al día. Para el cáncer o ataques cardíacos se recomienda de 1000 a 2000 mg/día.

Relacionados

No Comments

Deja un mensaje