infusiones frias verano

¡¡Infusiones frías este verano!!

El buen tiempo está llegando poco a poco con la subida de las temperaturas, más horas de sol al día, menos lluvias… y eso nuestro cuerpo lo nota y lo sabe. De esta forma cada día que se acerca más el verano, nuestro organismo nos pide una alimentación más ligera, más hidratación y sobre todo, bebidas más frescas.

Una alternativa saludable y exquisita son las infusiones frías. Es verdad que lo habitual es tomarlas calientes, pero también se puede disfrutar de las mismas infusiones de una manera más refrescantes, simplemente dejándolas enfriar un tiempo y añadiendo posteriormente unos hielos.

Además, son nutritivas y saludables, pero sobre todo, permiten una hidratación necesaria en esta época del año sobre todo para aquellas personas a las que les cuesta mucho beber el mínimo de agua recomendada al cabo del día.

A continuación te contamos desde Herboristería Altea cuáles son los beneficios y las propiedades de las plantas que se utilizan para realizar infusiones, además de darte ideas nuevas y sorprendente, como las infusiones de frutas, una alternativa deliciosa para esta época del año.

Beneficios de las infusiones frías

¡Pues vamos allá! Los beneficios de las infusiones son todas la que te estás imaginando, además de muchas más que quizás no has llegado a pensar:

 Son refrescantes

Además de ayudar a combatir las altas temperaturas estivales, las infusiones frías quitan realmente la sed y colaboran a la hidratación de nuestro cuerpo. Las más refrescantes son aquellas que contienen menta, cítricos o frutos rojos.

Son saludables 

Siempre que no se les añada azúcar o miel, aportan cero calorías y además contribuyen al transporte de oxígeno y nutrientes extra para nuestro organismo. Algunos de ellos son la vitamina B, C y D, además de minerales como el potasio, magnesio, la niacina o el ácido fólico.

Los aceites esenciales presentes en infusiones de té verde, por ejemplo, aumentan el flujo de los jugos gástricos, lo que facilita la digestión.  Además, sus propiedades antioxidantes ayudan a frenar la vejez.

El consumo regular de esta bebida mantiene la piel hidratada y suave.

Ayuda a quemar calorías

La cafeína de algunos tipos de té frío tienen un efecto que acelera el metabolismo, tal y como hemos comentado en posts anterior, provocando que se quemen más calorías en la misma cantidad de tiempo.

Pero no se quedan ahí, también combaten problemas como el estreñimiento o la retención de líquidos, colaborando de forma activa en la pérdida de peso.

El aumento de peso fomenta la retención de líquidos, por lo que la época veraniega es el mejor momento del año para mantener o reducir el peso, aprovechando que se suele tener menos apetito y que nos hidratamos más. Las infusiones frías serán un buen aliado para reducir este exceso de peso y de volumen corporal.

Infusiones refrescantes para el verano | El Diario Vasco

Algunas ideas de infusiones frías para el verano y cómo elaborarlas

Con el fin de mantener los principios activos de los ingredientes de nuestras infusiones, cuando vayamos a hacer una infusión no debemos nunca hacer un hervor excesivo, porque los degrada. Lo suyo es calentar el agua sin que llegue a hervir y dejar la planta en el agua caliente tapada unos minutos.

Otra opción es preparar infusiones o maceraciones directamente con agua fría, pero en este caso se deben desechar las plantas que puedan entrañar un mínimo de toxicidad o con potencial irritante, como la cola de caballo, la ortiga, el enebro o la pasiflora.

A continuación te proponemos algunos tipos de infusiones frías para el verano:

Infusión fría de Rooibos y nectarina

Calienta agua y antes de que llegue a ebullición, apártala del fuego y añade el rooibos a infusionar durante 5 minutos con una rama de canela. Déjala enfriar en una jarra grande y cuando ya esté bien frío, añade unas gotas de zumo de limón, las rodajas de una nectarina y unas hojas de menta. Mételo en la nevera unas horas y cuando lo vayas a consumir, acompáñala con abundante hielo, más rodajas de nectarina y menta fresca.

Té verde helado con limón y hierbabuena

El té verde estimula el metabolismo y ayuda a perder volumen, por lo que es una infusión perfecta para esta época del año. Prepara la infusión y déjala enfriar en una jarra junto con un limón cortado en rodajas, como siempre hemos recomendado. A la hora de tomarla, acompáñala con hielo picado abundante y hojas de hierbabuena fresca o menta. Si quieres, también puedes echarle un poco de miel para que esté más dulce.

Frutas del Bosque

Una de las infusiones que más gustan son las de frutas del bosque. Los frutos rojos son todo un clásico que nunca decepcionar y que jamás pasan de moda.

Esta infusión es ideal para prepararla también en frío, con abundantes cubitos de hielo y servirlas acompañadas de unas cuantas frutas rojas enteras, como frambuesas o arándanos.

Es la mejor forma de disfrutar de un refresco 100% saludable.

Relacionados

No Comments

Deja un mensaje