Formas de luchar contra el calor en casa este verano

No todos podemos contar en aire acondicionado en casa, y más aún si vivimos en zonas del centro norte de España, donde estas olas de calor que están asediándonos no son tan comunes. Sin embargo existen trucos para poder mantener frescas nuestras casas en verano, incluso si no contamos con aire, láminas de control solar o cortinas de cristal

Este verano hemos vivido ya varias olas de calor, y probablemente tengamos algún episodio más de extremo calor. Los meses de julio y agosto son los más calurosos del año y nunca viene de más contar con una serie de consejos para escapar de estas olas de extrema calor.

Vamos a repasar en este post una serie de consejos para mantener fresca nuestra casa en la época estival, incluso si no tenemos la suerte de contar con aparatos de aire acondicionado. Adelante:

  • Ventilar la casa en las horas más frescas del día, es decir, a primera hora de la mañana y al atardecer. Esto bajará unos grados la temperatura interior.
  • Dejar todas las puertas interiores de la casa abiertas para que el calor no se acumule en las diferentes habitaciones.
  • Mantener todas las puertas y ventanas exteriores cerradas durante las horas de más calor del día, horas centrales, para evitar la entrada de calor externo.
  • Apagar todos los aparatos electrónicos que no sean esenciales. Estos aparatos pueden aumentar la temperatura interior de nuestro hogar en varios grados.
  • Sustituir todas las luces incandescentes o halógenas por lámparas de bajo consumo.
  • Regar los patios y terrazas en las horas más frescas del día, al amanecer y al atardecer. Esto conseguirá bajar bastante la temperatura general de la casa. Es importante no hacerlo en las horas centrales del día ya que el agua se evaporará rápidamente y el efecto será nulo (además del gasto de agua que generaremos inútilmente).
  • Utilizar en las camas sábanas de algodón y satén, así como vestir ropa de colores claros y frescos, huyendo de los negros y de ropa sintética.
  • Mojarse las muñecas y nuca varias veces al día con agua fresca o meter los pies en un barreño de agua, para de esta forma bajar la temperatura general de nuestro cuerpo.

Relacionados

No Comments

Deja un mensaje