ayuno intermitente

Dietas de ayuno intermitente

Las dietas del ayuno intermitente son la nueva moda en las dietas de control de peso, y como todas las modas tienen que ser tratadas con mucha mano izquierda.

Analizamos en este post qué es el ayuno intermitente y los riesgos que tiene para la salud la dieta de moda en España. Desde Herboristería Altea siempre vamos a recomendar realizar una dieta de control de peso bajo el continuo asesoramiento de una experta nutricionista titulada.

¿Qué es el ayuno intermitente y cómo funciona?

El ayuno intermitente es una “dieta de moda” que propone a grande rasgos, cambiar nuestro horario normal de comidas a lo largo del día, de tal forma que tengamos largos intervalos de ayuno y otros pequeños de alimentación. En teoría, los intervalos y sus tiempos, los elige la propia persona (algo que ya provoca las primeras dudas).

Este método sugiere además hidratarse bastante para no sentir cansancio o falta de energía durante el día, e incluso tomar algún tipo de complemento energético (otra cosa que suma aún más dudas a la primera expuesta).

Algunas dietas de ayuno proponen un ayuno intermitente 16 8, es decir, ayunar durante 16 horas al día y después comer normalmente durante las otras 8 horas restantes. Lógicamente tenemos que hacer coincidir las horas de ayuno con la mayor cantidad posible de horas de sueño.

Otras dietas son aún más radicales, proponiendo días alternos de ayuno. Es lo que se conoce como “como, para, come”. Este método de ayuno intermitente propone ayunar un par de días completos a la semana.  

Por último, una alternativa especialmente macabra, es la que propone irse todos los días a la cama sin comer nada desde el almuerzo, lo que supone realizar diariamente unas 14 horas aproximadas de ayuno.

Lo primordial es siempre una dieta equilibrada

Si realmente estás pensando en realizar algún tipo de dieta, antes de decantarte por una dieta tan agresiva como puede ser la dieta de ayuno intermitente, deberías siempre realizar un estudio con un nutricionista médico titulado y analizar tu alimentación, para ver qué está fallando en tu objetivo de perder peso y sentirte mejor.

Una persona con una dieta adecuada, correcta, variada… y evita solo ciertos alimentos, tiene que ser más que suficiente para bajar el nivel de grasa corporal sin tener que hacer esfuerzos titánicos ni poner la salud en riesgo.

Tener hábitos saludables y organizarte a la hora de comer, suele ser suficiente en la inmensa mayoría de las ocasiones. Consulta con nuestra experta nutricionista titulada y sal de dudas ahora.

El ayuno intermitente, una práctica de riesgo

Con el ayuno nuestro organismo consume glucógeno, y cuando este ser acaba, saca la energía de la grasa acumulada, por lo tanto ayuda a eliminarla del cuerpo. Lo que pasa es que el glucógeno es una sustancia que nos ayuda en nuestro día a día; nos proporciona energía para movernos, para hacer deporte, para trabajar. Por lo tanto, si consumimos diariamente el glucógeno del cuerpo, estaremos siempre agotados, cansados, apáticos…

En una dieta de ayuno de dos o tres días sin comer, corremos riesgo serio para nuestra salud, sobre todo, dependiendo de la actividad física diaria de cada persona. No es lo mismo aquella que trabaja en una oficina o que trabaja realizando una actividad intensa. Igualmente no es igual tener una vida sedentaria que hacer un poco de deporte.

Además, el ayuno intermitente puede provocar picos puntuales de insulina. Es lógico. No comer hace que baje el azúcar en el cuerpo, pero comer de golpe puntualmente hará que los niveles de azúcar crezcan de golpe en nuestro organismo, lo que puede ser peligroso para nuestra salud.

Un nutricionista con experiencia sabe además que una dieta de ayuno intermitente siempre será una dieta temporal, que dure como mucho unas semanas y con el propósito de perder unos kilos de golpe. Si realmente quieres perder peso de forma segura y para siempre, sin recuperar los kilos y huyendo sobre todo del temido efecto rebote, ponte en manos de nutricionistas titulados.

Las dietas puntuales pueden tener un efecto inmediato visible, pero a la larga son mucho más perjudiciales para nuestra salud y lo más preocupante, para nuestro propio peso, que es el fin último de realizar una dieta de control de peso.

Relacionados

No Comments

Deja un mensaje