alimentacion saludable

Consejos para mantener una vida saludable

Estar sanos depende en gran medida de cada persona de forma individual y del modo en que cuidamos nuestro cuerpo. Por supuesto hay factores genéticos y externos que no controlamos, pero nuestra salud depende en gran medida de nosotros mismos.

Tener una alimentación para una vida más sana, realizar actividad física, tomar complementos para tu alimentación, descansar bien y tomar vitaminas que te darán la energía necesaria para tu bienestar, son algunas de las cosas más importantes para poder cumplir con este objetivo.

Los alimentos que tomamos deben aportar las cantidades necesarias de nutrientes que necesitamos ya que esto es indispensable para gozar de buena salud. Sin embargo, esto varía de una persona a otra, por eso, siempre se recomienda realizar una consulta con un nutricionista experto.

Comportamientos que benefician a nuestro organismo

  • Incorporar a diario alimentos de todos los grupos y realizar al menos 30 minutos de actividad física.
  • Realizar 4 comidas al día (desayuno, almuerzo, merienda y cena) incluir verduras, frutas, legumbres, cereales, leche, yogur o queso, huevos, carnes y aceites.
  • Realizar actividad física moderada continua o fraccionada todos los días para mantener una vida activa.
  • Comer tranquilo, en lo posible acompañado y moderar el tamaño de las porciones.
  • Elegir alimentos preparados en casa en lugar de procesados.
  • A lo largo del día beber al menos 2 litros de líquidos, sin azúcar, preferentemente agua. No esperar a tener sed para hidratarse.
  • Para lavar los alimentos y cocinar, el agua debe ser segura.
  • Consumir a diario 5 porciones de frutas y verduras en variedad de tipos y colores.
  • Ingerir al menos medio plato de verduras en el almuerzo, medio plato en la cena y 2 o 3 frutas por día. Su consumo disminuye el riesgo de padecer obesidad, diabetes, cáncer de colon y enfermedades cardiovasculares.
  • Reducir el uso de sal y el consumo de alimentos con alto contenido de sodio. Para reemplazarla utilizar condimentos de todo tipo (pimienta, perejil, ají, pimentón, orégano). Disminuir el consumo de sal previene la hipertensión, enfermedades vasculares y renales, entre otras.
  • Limitar el consumo de bebidas azucaradas y de alimentos con elevado contenido de grasas, azúcar y sal.
  • Restringir el consumo de manteca, margarina, grasa animal y crema de leche.
  • Consumir diariamente leche, yogur o queso, preferentemente descremados.
  • Al consumir carnes quitarle la grasa visible, aumentar el consumo de pescado e incluir huevo.
  • Incorporar legumbres, cereales preferentemente integrales, papa, batata, choclo o mandioca a la dieta.
  • Consumir aceite crudo como condimento, frutas secas o semillas.

Relacionados

No Comments

Deja un mensaje