aceite cbd dormir

Aceite de CBD como remedio natural para dormir bien y sin estrés

Si no consigues dormir de un tirón, te cuesta una hora o más conciliar el sueño o te despiertas a las cinco de la mañana de vez en cuando es que tienes insomnio. Este problema afecta al 45% de la población, y es más frecuente entre las mujeres que entre los hombres. Dormir bien es un requisito fundamental para nuestro cuerpo y nuestra mente. Cuando no conseguimos dormir de manera natural, acabamos tomando medicamentos que nos ayudan a conciliar el sueño. ¿Podemos sustituir las pastillas para dormir por aceite de CBD?

¿Cómo nos puede ayudar el comprar aceite CBD para dormir?

El CBD no funciona como las pastillas para dormir que compramos en la farmacia. No es un sedante que nos ayudará a dormir, sino que tiene la capacidad de regular el ciclo sueño-vigilia.

Durante el día, el CBD nos activa durante las horas en las que estamos despiertos, lo que sería beneficioso para las personas aquejadas de somnolencia diurna como consecuencia de patrones de sueño inestables. Cuando llega la noche, el CBD nos inducirá a un sueño más profundo y relajado. Las propiedades ansiolíticas y analgésicas del CBD nos ayudarán también si nuestro insomnio está producido por dolor crónico, depresión, ansiedad o estrés.

Algunos aceites que puedes conseguir una tienda CBD para dormir incluyen melatonina, que impedirá que nos despertemos en mitad de la noche. La melatonina que consumimos en pastillas o como componente de los aceites para dormir es la forma artificial de una hormona producida en la glándula pineal del cerebro que regula el ciclo de sueño y vigilia. A diferencia del aceite con CBD sin melatonina, este debe consumirse 15 minutos antes de dormir.

Al contrario de lo que ocurre con los medicamentos para dormir que compramos con o sin receta, el aceite de CBD no crea adicción ni tiene efectos secundarios. Muchas de estas pastillas necesitan periodos de ocho horas para eliminarlas totalmente de nuestro cuerpo. Si no podemos dormir esta cantidad de horas, nos despertaremos cansados y con la cabeza espesa. Además, la mayoría de estos medicamentos puede tener efectos secundarios como mareos o aturdimiento, somnolencia prolongada, aumento de peso, problemas de memoria o dolor de cabeza.  

Al regular el sueño de manera natural con CBD, podemos recuperar el equilibrio entre las horas de sueño y las de vigilia. Descansar bien por la noche es importante para tener una vida productiva durante el día. Unas gotas de aceite con CBD nos podrán ayudar a regular de manera natural estos trastornos del sueño y volver a dormir mejor sin correr el riesgo de sufrir adicción a las pastillas ni tener efectos secundarios.

Los beneficios de dormir bien

No solo es importante la cantidad de tiempo que pasamos durmiendo, sino la calidad de este sueño. Nuestro organismo necesita descansar bien un número determinado de horas para funcionar correctamente al día siguiente: durante el sueño nuestro cuerpo produce determinadas hormonas muy beneficiosas para nuestra salud física y mental.

Algunos de los principales beneficios que tiene un buen descanso serían los siguientes:

Aumento de la creatividad y mejora de la memoria

Con el sueño descansamos el cerebro y equilibramos nuestro sistema hormonal, lo que hace que nuestra memoria funcione correctamente, la imaginación sea más potente y seamos más creativos. Además, durante la fase REM del sueño el hipocampo se restaura y transforma la memoria a corto plazo en memoria a largo plazo.

Perdemos peso

La falta de sueño provoca que las células grasas liberen menos leptina, que es la hormona supresora del apetito. Además el insomnio provoca que el estómago libere más grelina (la hormona del apetito). Cuando no podemos dormir es habitual que tengamos hambre y atraquemos la nevera de madrugada. Por ello dormir poco suele asociarse al sobrepeso.

Estamos más sanos

Mientras dormimos nuestro sistema inmunitario se regenera, lo que le permite luchar con eficacia contra las toxinas y los gérmenes que nos rodean.

Protegemos nuestro corazón

El insomnio aumenta los niveles de las hormonas del estrés en sangre, lo que provoca un aumento de la tensión arterial y de la frecuencia cardíaca. Algunos estudios también indican que puede aumentar el colesterol.

Reducimos la depresión

Mientras dormimos producimos melanina y serotonina, las hormonas anti-estrés, que nos ayudan a ser más felices y más fuertes emocionalmente.

Relacionados

No Comments

Deja un mensaje